I hope that Mary Immaculate comes to reign in your heart.  This weekend I am in Juquila where the Immaculate de Juquila is celebrated.  It is a pilgrimage, and I bring your intentions with me to Juquila.  To you in Hamilton, I miss you and I greet you with affection.  I have joy in my heart for those who are consecrating themselves to Jesus through Mary on Sunday.  This, too, invites the reign of the Immaculate Heart of Mary.  Our Lady, Queen of Fatima assures us, “In the end, my Immaculate Heart will Triumph.”

At this time I am living at the St. John Paul II Minor Seminary here in Puerto Escondido.  Although it is not where I stayed when I first arrived, it was decided that it is an opportune place to be.  I can pray morning prayer and evening prayer with the community, and I celebrate Mass for the seminarians several times each week.  There are two priests who live at the seminary, and who help me and are able to contact the pastors when I want to get to know other parishes in the area.  I have already visited Virgen de Soledad and Our Lady of the Poor in Puerto Escondido and Virgin of Guadalupe and the Holy Cross chapel in Huatulco, and now the parish in Juquila.  I am getting to know the seminarians better as I speak with them.  It is often inspiring to hear the aspirations of those discerning service in the priesthood.

 

Espero que reine la Inmaculada in todos los corazones.  Esta fin de semana estoy en Juquila donde se celebra la Inmaculada de Juquila.  Lo considero como una peregrinación.  Traigo conmigo sus intenciones.  A ustedes en Hamilton, se extraño y les saludo con afección.  Lleva alegría en mi corazón por los que se consagran sus mismos a Jesus por Maria esta Domingo.  Esto también invita al reino de la Inmaculado Corazon de Maria.

En este tiempo vivo en el Seminario Juan Pablo II en Puerto Escondido.  Aun no estuvo mi habitación cuando en principio, se decide que es un lugar favorable.  Puedo orar Laudes y Vísperas con la comunidad y celebro la Misa por los seminaristas algunas veces cada semana.  Hay dos sacerdotes que viven en el seminario y que me ayudan y pueden contactar otro párrocos cuando voy a conocer otras parroquias.  Conozco las parroquias La Virgen de Soledad y Nuestra Señora de los Pobres en Puerto Escondido y la Virgen de Guadalupe y capilla de Santa Cruz en Huatulco y ahora también la parroquia en Juquila.  Poco a poco conozco mejor los seminaristas y hablo con ellos.

Las clases me sirven para mejorar el uso de la idioma.  Asisto la clase cuatro horas cada día desde Lunes a Viernes.  Es largo tiempo, pero la maestra usa ejercicios diferentes para proveer variedad.  Hace una semana deseo mas oportunidades para el ministerio y pudieron adaptar algunas tareas por eso.

Les veo pronto cuando celebro algunas Misas en Hamilton el cuarto Domingo del Adviento y La Navidad!

Nos preparamos al encuentro del Señor.

In Christ,

Fr. Rob